Se buscan hombres para viaje peligroso.

Sueldo bajo. Frío extremo.

Largos meses de total oscuridad.

Escasas posibilidades de regresar con vida.

 Honor y reconocimiento en caso de éxito.


 

 

 

5000 candidatos. 27 hombres elegidos. Primera expedición cuyo objetivo era atravesar el continente antártico por completo. Liderada por Ernest Shackleton. Durante dos años quedan atrapados en el hielo. Todos regresan con vida.

Mientras, una mujer espera, y, rodeada de algunos objetos, esa espera deviene también en un viaje. Su viaje. Más allá del Sur, hacia ese lugar ignoto y extremo que todas somos. Vamos. Marchemos con ella. Que todos vuestros susurros, anhelos y llantos,  vuestras noches en vela, vuestra confianza y valor viajen con ella, como la helada ventisca que empuja su barco.

 

Cae

la pieza

hay

una

prisión

en

una

mujer

en

una

prisión

hay

un

lugar

en

una

mujer.

 

Una partida de ajedrez. Un par de botas viejas. Un vestido blanco.

La marcha hacia ese lugar en el fin del mundo.

Un viaje contenido en cada uno de los objetos. Un viaje sin palabras.

Unas coordenadas visuales…sonidos que vienen y van…

Un homenaje a la valentía, al impulso de curiosidad impenitente, a los hombres que salieron a descubrir. Un homenaje a las mujeres, a las que en la espera, quedaron para siempre enterradas en el hielo.

 

Un homenaje a quienes decidieron que la única derrota verdadera era la de no salir a explorar jamás.

 

 

Creación y dirección: Malgosia Szkandera

Interpretación: Malgosia Szkandera

Dramaturgia: Carlos Rod

Asesoría en teatro de objetos: Xavier Bobés Solá

Movimiento escénico: Jesús Rubio Gamo

Música original y espacio sonoro: Mathias Gunnarsson

Composición e interpretación de la pieza para cello Susasí: Iris Azquinezer

Diseño de iluminación: José Luis Vázquez Luengo

Espacio escénico y vestuario: Compañía AntártiCa

Utileria: I.Mástil y Adrián Aparicio

Realización de vestuario: Naldi Fernándes

Fotografía: Javier Salcedo y Gerardo Sanz

 

Distribución y Producción en gira: Compañía AntártiCa

 

(… )Te mantiene atento, descifrando, -casi como detective poético- cada movimiento, que sumando, construyen un espectáculo lleno de belleza. Eso es “Antártica”; una obra cargada de simbolismo complejo y sencillo a la vez, representada con delicadeza y maestría por Malgosia Szkandera.(… )

 

(… )El pequeño esfuerzo de la audiencia – Nada, en comparación con el esfuerzo de crear una obra- es imprescindible para subir el nivel del panorama teatral actual. La obra “Antártica” es justamente eso; Teatro de estos tiempos, sin caer en la clasificación de “Contemporáneo”, “Objetos”, “Danza”, “Movimiento”. Es sencillamente una obra que hay que ver para luego pensar.(… )

 

                                                                                              Revista Titeresante, crítica de David Zuazola

 

(… )La obra 'ANTÁRTICA' es puro teatro (… )Veo el complejo de Penélope y me horrorizo. Pero 'Antártica' es un renacer. Un despertar. Un vestido blanco lleno de luces. Un precioso homenaje (… )

 

Buscamusica.es, crítica de Kina Jaraíces.